Buscar en este sitio

Buscar en WWW

 
 
 

Anuncios




 

Galería Histórica (Guanajuato, Guanajuato):

 

Templo de Nuestra Señora de los Dolores, Dolores Hidalgo Guanajuato
Esta iglesia es donde el Padre de la patria , Don  Miguel Hidalgo y Costilla dio el grito de independencia.
En esta iglesia la madrugada del 16 de septiembre de 1810, el Cura Don Miguel Hidalgo y Costilla invitó a sus parroquianos a seguirlo para luchar juntos en contra del Imperio Español. En las primeras horas del 16 de septiembre, Allende arribó a la casa cural de Dolores, donde Hidalgo se hallaba pernoctando. Tras despertarlo y charlar un poco acompañados de chocolate, ambos militares decidieron lanzarse a la lucha armada antes de que los españoles destruyeran sus planes. Alrededor de las cinco de la mañana Hidalgo convocó a misa y dio el grito de Dolores, con lo que empezó formalmente la Guerra de Independencia de México.
Los planes para dar el Grito de Dolores estaban originalmente elaborados para realizarse el 1 de octubre de ese año de 1810. Pero fueron descubiertos y al Padre de la Patria no le quedó otro remedio que anticiparse a los acontecimientos para no ser aprehendido.
La Alhóndiga de Granaditas, Guanajuato Guanajuato
Esta bodega construida a principios del siglo XIX para guardar granos, fue utilizada por los terratenientes españoles para protegerse de las hordas de insurgentes seguidores de Hidalgo, quiense apoyados por El Pípila(Juan José de los Reyes Martínez Amaro y nació el 3 de enero de 1782, en San Miguel el Grande, Guanajuato) lograron entrar quemando la puerta y dando muerte de una manera espeluznante a hombres, mujeres y niños el baño de sangre fue tan macabro que el propio Padre de la Patria quedó horrorizado. Este acontecimiento marcó la vida del Cura de Dolores, quien no quiso avanzar hacia la Cd. de México por miedo a que sucediera algo toda vía mas trágico y fue relevado del cargo de Generalísimo por Allende en la Hacienda de San Blas en Aguascalientes.
Tras la caída de los primeros líderes insurgentes, a fines de 1811, las cabezas de Miguel Hidalgo , Ignacio Allende , Juan Aldama , y Mariano Jiménez fueron colgadas en cada una de las esquinas de la Alhóndiga, como escarmiento para quienes se rebelaran ante las fuerzas españolas. Las cabezas de estos héroes patrios permanecieron colgadas durante nueve años y ocho meses hasta la consumación de la independencia, de donde fueron llevadas a la Ciudad de México y enterradas con honores. Actualmente, todavía están las varillas de acero donde fueron colgadas las cabezas de los Insurgentes.
 

Regresar a Galerias

Fuente: Wikipedia